Características y uso: mascarillas y filtros

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado la guía para el uso de mascarillas. Reconoce y recomienda, por primera vez y para la población sana, la utilidad de las mascarillas higiénicas (realizadas en telas transpirables y reutilizables).

El uso de mascarilla es complementario a las demás barreras de protección indicadas por las Autoridades Sanitarias, es decir, la mascarilla no exime al usuario de la aplicación de gestos-barrera como son el distanciamiento social y la higiene y lavado frecuente de manos. Estos hábitos son, en su conjunto, esenciales y muy importantes, conforme se menciona anteriormente y conforme, igualmente, a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, no cualquier tipo de mascarilla casera es recomendable. La OMS aconseja que dichas mascarillas tengan, al menos, tres capas y que en su elaboración se utilice, prioritariamente, polipropileno, algodón o poliéster (celulosa y seda como últimas alternativas).

Nuestras mascarillas están fabricadas siguiendo los Criterios de aceptación UNE y conforme a la Normativa de conservación indicada (UNE-EN ISO 3758).

Por tanto, las mascarillas higiénicas reutilizables están recomendadas para la población sana como “una barrera más” de protección, además de lo anteriormente mencionado, distanciamiento social y lavado frecuente de manos. No aptas para personal sanitario o profesiones de alto riesgo como, por ejemplo, profesionales que manipulen habitualmente gases altamente tóxicos, etc. Este producto no sustituye a los EPIs.

 

Recomendaciones de conservación y lavado:

Para su mayor y mejor conservación se recomienda lavar a mano en agua tibia con el detergente habitual para ropa delicada y adecuado para la conservación de colores (importante: no dejar en remojo), o bien, en lavadora, también, en ciclo delicado. Secar al aire libre (no en secadora). Una vez seca, se pueden higienizar con vaporizado-planchado. Cuanto más cuidadosos sean los lavados y cuidados de las mismas, mayor durabilidad tendrán (como cualquier otra prenda delicada, de algodón o similar). No usar lejía.

 

Filtro Carbón Activo:

Filtro PM2.5, desechable, transpirable, higiénico, práctico y fácil de usar.

Cada filtro lo forman un sistema de 5 capas (alta filtración contra agentes externos como partículas, bacterias, virus, etc. (alta eficacia-barrera).

Material de alta calidad, seguro, suave y cómodo (reduce la irritación de la piel).

Tamaño aprox.: los filtros de carbono miden 12,5 x 8 cm (aprox.), fácil de insertar o reemplazar.

 

5 CAPAS DE FILTRACIÓN, el filtro consta de:

 

  • Capa de polipropileno, no tejida y antiadherente.
  • Capa de aislamiento de iones de plata (un ion es un átomo o un grupo de átomos que tiene una carga positiva o negativa. En el caso de los iones de plata, actúan como un verdadero ejército con carga positiva que aniquila a las bacterias, virus y hongos -de carga negativa- provocando su bloqueo).
  • Capa de aislamiento de carbón activo PM2.5 en el medio.
  • Capa de soplado en fusión.
  • Capa antiadherente.

 

TECNOLOGÍA, el producto adopta tecnología avanzada en su fabricación y acabados. Está compuesto de 5 capas de bordes termosellados. Nivel de filtración de partículas con valores superiores al 95%. El efecto de filtración supera con creces el filtro de “tela soplado por fusión simple” que comúnmente encontramos en el mercado.

 

AISLAMIENTO EFECTIVO, el carbón activo no solo filtra por tamaño (micropartículas) sino por adsorción, es decir, las partículas quedan pegadas al carbón bloqueando de forma efectiva partículas y sustancias nocivas. No obstruye el aliento, el material antihumedad del filtro no solo puede protegerlo de las partículas dañinas y el olor, sino que también garantiza que pueda respirar aire fresco, gracias a su buena transpirabilidad.

 

PRÁCTICO PARA SU USO, se introduce en la ranura interior previamente confeccionada en la mascarilla higiénica. Su uso recomendado (filtro) es para 5 días, si bien es cierto que, esto dependerá del uso (horas al día) o ambientes (nivel de contaminación, aglomeraciones, etc.) a los cuales sea sometido. Como se indica anteriormente, estos filtros pueden ser utilizados hasta 5 días pero si ha sido sometido a altos niveles de contaminación, etc. y/o se observa una película de manchas, sedimentos pegajosos o similar habría que reemplazar el filtro por otro nuevo independientemente del tiempo que haya sido utilizado. En este caso, solo hay que retirarlos, meterlos en una bolsa cerrada y tirarlos a la basura. Después hay que lavarse bien las manos para evitar contagios.

 

Aviso I: el filtro no se puede limpiar y debe reemplazarse y desecharse siguiendo las indicaciones anteriores.

Aviso II: NO PLANCHAR el filtro o la mascarilla con el filtro dentro.